domingo, 13 de julio de 2014

De síntomas varios ... Google maaaaloooo

Hay mujeres que pasan por el embarazo sin ningún tipo de síntoma, quitando un poco de sueño o algo de acidez, o la pesadez de los últimos meses. Yo sin embargo no fui de las suertudas en ese aspecto, creo que los síntomas de mi embarazo se presentaron en el mismo momento en que vi el resultado positivo!! Y no solo se presentaron, sino que parecía que participaba en un concurso de cual era la más rara de las embarazadas!!

Si la mayoría de mujeres tienen náuseas y vómitos por las mañanas ... pues yo vomitava a diario entre las 19h y 24h, no fallaba, y daba igual que hubiera comido o bebido, no recuerdo ni un solo dia sin vómitos durante los cuatro primeros meses. Durante dichos meses establecí un estrecho vínculo con la taza del WC y tomé una decisión importante ... nunca volvería a teñirme el pelo de rojo. Me explico: 

Yo no soy una persona muy osada, y me definiría más bien como una persona de costumbres, cosa que siempre me recrimina mi peluquero "es que siempre te haces lo mismo" "y porqué no te haces unas mechitas", etc. Pues bien, yo tiendo a sentarme allí en la en la peluquería y a decirle un "hazme lo de siempre", sin embargo, embarazada y sin saberlo, de repente me dió un arrebato problablemente provocado por las hormonas y no solo me dejé cambiar el corte de pelo sino que me lo teñí de rojo, o como decía papá aberroncho "pelo panochita". Pues levantarte después de haber vomitado por enésima vez y ver tu cara paliducha con ese pelo color panochita te hace cojer una especie de aversión que yo creo me durará para siempre!!! Que ya me pueden decir que estaba muy guapa o que me quedaba muy bien ese tono que nunca másssssssssssssssss!

El superolfato ... maldito superpoder de las embarazadas. Había oído cosas sobre que se el olfato se agudizaba, que las embarazadas aborrecian determinados olores, por lo general malos olores pero lo mío como ya he comentado fue cuanto menos rarito!! Una cosa es que el olfato se agudice, pero en mi caso se convirtió más bien en un superpoder!!! Olía a quilómetros de distancia ... pero no me molestaban los malos olores, sino los buenos!!! Es decir, que de repente no soportaba el olor al detergente y suavizante de la ropa, hasta tuve que comprarme una bola ecológica de esas que a mi, desde luego, no me dió ningún resultado,  me costó una pasta, eso si!!!

No soportaba el olor de mi gel, champú y suavizante para el pelo! Asi que me vi oliendo todos los botes del supermercado, con unas náuseas que para que! Y acabé comprándome un gel de farmacia (después de olerlos todos bajo la mirada atónita del farmacéutico que no tardó en preguntarme si me podía ayudar, asi que me tocó explicarle todo el percal), yo que siempre he sido la abanderada de "el champú es para el pelo y el gel para el cuerpo", me vi usando ese gel, cuyo olor aborrecí a las dos semanas por supuesto, para todo! 

Respecto al sueño, como dije yo siempre he sido una marmotilla, me gusta dormir más que a las mantas, así que no recuerdo si dormía más o lo estandar! Aunque si es cierto que el malestar de las náuseas y vómitos hacían que me pasase las tardes en posición horizontal.

Por otro lado yo que no tengo mucho saque me comía hasta las piedras, y no solo eso sino que de repente empezaron a gustarme cosas que nunca había comido, como las sopas mallorquinas,  me veía a mi misma comiéndomelas y solo podía pensar "si me viera mi madre", yo que detectaba la verdura en cualquier plato como si tuviera un radar y la apartaba!!!
Al contrario me pasó con la coca-cola, yo que era una adicta declarada, de repente la veía con ese color tan negro y me daba asco solo pensar en beberla!! Aun a día de hoy, que Morlita está cerca de hacer los seis meses, no la he vuelto a probar.

En cuanto a antojos, yo que pensaba que tendría uno cada dos días,  reconozco que tengo más sin estar embarazada que estándolo! Los únicos que tuve fué de helado de menta con chocolate y una pasión desenfrenada por las mandarinas durante el último periodo del embarazo.

Cuando los vómitos empezaron a darme una tregua, mi aparato digestivo, que no estaba conforme, me regaló una acidez! Tenía tal barrigón que la comida no debía encontrar el camino hacia abajo! 

Y acompañada de la acidez vinieron los Ronquidos sobrenaturales, si yo ya por lo general roncaca como una camella (según palabras de papá aberroncho) en la última fase del embarazo esto empeoró y empecé a roncar como un oso polar (quienes me conoceis os preguntareis como puede salir un sonido asi de un cuerpo tan pequeño de 1,50 de estarura y cuarenta y pocos kg, aunque por entonces ya rondaba los cincuenta y algo). Asi que como resultado me pegué los dos últimos meses de embarazo durmiendo sola, y eso cuando podía dormir, porque me costaba dormir y me despertaba con mis propios ronquidos!! 

De los últimos síntomas del embarazo, uno que aun perdura es el dolor de rabadilla, o sacro o como queramos llamarlo que me acompañó durante los dos últimos meses cada vez que me levantaba o me sentaba.
 
Y bien ... en el último periodo de embarazo, los dos últimos meses, cualquier cosa que me pasase la buscaba en google!! Si me picaban las manos y los pies lo buscaba en google relacionándolo con el embarazo y los resultados eran catastróficos, asi que como consejo os diré NO LO HAGAIS!! GOOGLE MAAAALOOOOO para estas cosas!!!

2 comentarios:

  1. Jajajaja me encanta!! 4 mesesillos xunguis con muy buena recompensa!!

    ResponderEliminar
  2. Sin duda con la mejor de las recompensas!!

    ResponderEliminar